Indígenas del Paraguay

Indígenas en el Paraguay.

La población del Paraguay es heterogénea: indígenas de ascendencia guaraní, mestizos y criollos en su mayor parte de ascendencia española, con una minoría de inmigrantes alemanes, suecos, daneses, eslavos, noruegos, brasileros, argentinos, uruguayos, bolivianos, peruanos, chilenos, coreanos, japoneses, chinos, sirio-libaneses, belgas, polacos, rusos, ucranianos, portugueses, italianos y menonitas. De acuerdo al censo indígena 2002 existen 496 comunidades o aldeas habitadas por 19 pueblos indígenas distribuidas por trece departamentos y la capital del país, con un total de 84.061 personas.

Los 19 pueblos indígenas reconocidos se agrupan en 5 familias lingüísticas:[1] (censos 1995[2]y 2002[3])

Pueblo Censo 1995 Censo 2002
Familia guaraní
Aché (o guayakí) 883 1.190
Avá guaraní (chiripá o avakatueté) 8.602 13.430
Guaraní ñandevá (o tapieté) 2.111 1.984
Mbyá 1.789 14.324
Guaraní occidental (chiriguanos o guarayos y chanés) 10.990 2.115
Paí tavyterá (llamados kaiwá en el Brasil) 8.750 13.132
Familia mataco-mataguayo
Nivaclé (o chulupí) 14.832 12.028
Maká 845 1.282
Manjui (o chorote) 274 452
Familia zamuco
Ayoreo 1.708 2.016
Ybytoso (chamacoco o ishir ybytoso) 1.281 (incluyendo tomaraho) 1.468
Tomaraho (o ishir tomaraho) (parte de los chamacocos) 103
Familia lengua-maskoy
Enlhet (o lenguas del Norte) 17.294 (incluyendo a los enxet) 7.221
Enxet (o lenguas del Sur) - 5.844
Angaité 1.355 3.694
Sanapaná 1.609 2.271
Guaná 1.645 242
Maskoy (Toba y Toba Maskoy) 4.117 2.230
Familia guaicurú
Toba (o qom) 985 1.474

Distribución por departamento

La distribución de los pueblos indígenas por departamento es la siguiente:[4]

  • Enlhet
  • Guaraní occidental
  • Nivaclé
  • Angaité (minoría)
  • Ayoreo (minoría)
  • Guaraní ñandevá (minoría)
  • Manjui (minoría)
  • Ayoreo
  • Maskoy
  • Tomaraho (minoría)
  • Ybytoso
  • Angaité (minoría)
  • Enlhet
  • Enxet
  • Guaná (minoría)
  • Maká (minoría)
  • Nivaclé
  • Sanapaná (minoría)
  • Toba o qom (minoría)
  • Enxet (minoría)
  • Guaná (minoría)
  • Mbyá (minoría)
  • Paí tavyterá
  • Sanapaná (minoría)
  • Avá guaraní (minoría)
  • Paí tavyterá
  • Avá guaraní (minoría)
  • Guaraní occidental (minoría)
  • Mbyá
  • Paí tavyterá (minoría)
  • Toba Qom (minoría)
  • Avá guaraní
  • Mbyá
  • Paí tavyterá
  • Ybytoso
  • Aché
  • Avá guaraní
  • Aché (minoría)
  • Paí tavyterá (minoría)
  • Ybytoso (minoría)
  • Aché (minoría)
  • Avá guaraní (minoría)
  • Mbyá
  • Aché (minoría)
  • Mbyá

Distribución étnica

Los indígenas del Paraguay se distribuyen entre tres tipos humanos:

Guaraníes

Niña avá guaraní.

A la llegada de los españoles la región en donde se halla actualmente Asunción, la capital del Paraguay, y sus vecindades estaba habitada por carios y demás etnias consanguíneas como los itatines - guarambarenses y paranaenses. Más al norte se encontraban otras familias guaraníes denominados chiriguanos. Eran pueblos seminómadas repartidos en forma desigual por el extenso territorio. Estos serían esencialmente los antecesores de grupos familiares conocidos por los etnólogos contemporáneos con diferente nomenclatura:

Su cultura es considerada neolítica. Practicaban una agricultura rudimentaria, eran mayoritariamente cazadores y recolectores; vivían períodos de abundancia en los tiempos en que maduraban los frutos silvestres, haciendo provecho de todo lo que la naturaleza les proveía.

La convivencia hispano-guaraní respondió a un mecanismo de mutuo provecho. Los carios, ubicados sobre el río Paraguay y próximos a la taba del cacique Cara Cará, vivían amenazados por el permanente asedio de sus enemigos naturales, los guaicurúes y payaguás de allende el río que asolaban sus ranchos apropiándose de sus alimentos y de sus mujeres. El apoyo militar de los españoles fue oportuno e imprescindible para combatirlos. A su vez, los europeos debieron echar mano del trabajo del guaraní, para hallar los medios de subsistencia en los que el aporte de la mujer indígena fue esencial. Esa colaboración, forzada o voluntaria, fue fundamental: ella procreaba y cuidaba los hijos del señor español, confeccionaba su vestimenta hilando el algodón, proveía los alimentos primarios y prestaba todo tipo de servicios personales. Este, por su parte debió adaptarse a la vida indígena, adoptando su idioma, sus comidas y sus hábitos naturales.

La sociedad mestiza ya estabilizada, se organizó sobre las bases de una economía de consumo, fundamentada por entero en el trabajo del indígena.

En el corto plazo de diez lustros, el Paraguay se halló convertido en una región con elevado índice de población mestiza. El producto de esa simbiosis, el mancebo guaraní, exhibía en su apariencia y carácter los rasgos de su génesis materna, a los que se agregaban las señales sanguíneas distintivas aportadas por los hombres españoles, provenientes de diversas regiones de la península Ibérica: vascos, extremeños, andaluces, castellanos o gallegos.

El escaso número de conquistadores fue absorbido por el poderoso torrente indígena prevaleciendo así las costumbres, la alimentación, y muy especialmente el lenguaje guaraní, cuya supervivencia se registra como caso único de bilingüismo en las posesiones coloniales españolas de América.

Si bien el idioma nativo, que se conocía como lengua general, era predominante en toda el área de influencia tupí guaraní, es el Paraguay, el único país donde su pueblo lo mantiene vigente como instrumento vivo de comunicación.

Tribus no sometidas por los españoles

Mujer indígena.[cita requerida]

En la región oriental:

En la ribera occidental del río Paraguay:

Los guaycurúes, una vez que conocieron el valor del caballo como elemento de guerra, se constituyeron en una pesadilla constante para los conquistadores, en sus rápidos e impredecibles desplazamientos por las costas chaqueñas del río Paraguay.

Ambas tribus prefirieron sufrir la extinción progresiva a renunciar a sus hábitos naturales. guaicurúes y payaguás deben ser considerados como verdaderos baluartes de la resistencia aborigen al haber enfrentado tenazmente a conquistadores y padres doctrineros.

Se creía que aproximadamente desde los años 1950, no existían grupos indígenas que no se hubiesen incorporado al sistema de convivencia paraguayo, pero aproximadamente en marzo de 2004, se tuvo contacto con un grupo de ayoreo-totobiegosode selvícolas[6][7][8] en el noroeste del Chaco Paraguayo, que migraban por la escasez de alimentos, descubriéndose de esta forma que aún existen "tribus paraguayas", que persisten completamente aisladas del completo contacto con el mundo, inclusive de otras tribus de la misma familia lingüística también viven la misma situación.

Véase también

Referencias

  1. Etnias paraguayas
  2. Informe de la UNESCO
  3. Villagra, S. P. C. (2012). «yvy Marae’y»: El Conflicto Del Estado Con Los Pueblos Indígenas En Paraguay. América Latina Hoy, 60, 83–115.
  4. Pueblos Indígenas del Paraguay Resultados Preliminares
  5. Resumen II
  6. PARAGUAY: Salir de la selva para sobrevivir. Ukhamawa RN indígenas. - May. 21, 2004
  7. http://www.indigenasaislados.org/pruebas
  8. Resolución CGR.REC026 de la UICN. Resolución de la UICN durante el 3º Congreso Mundial en Bangkok, Thailandia, del 17 al 25 de noviembre de 2004. Sobre la Reserva de la Biosfera en el Chaco y los pueblos indígenas. RECWCC3.103 La Reserva de Biosfera del Chaco y los pueblos indígenas

Enlaces externos

This article is issued from Wikipedia - version of the Monday, February 08, 2016. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.