Caso acusativo

El caso acusativo (también llamado cuarto caso) proviene del llamado por los primeros griegos causal. Apolonio Díscolo vio que el acusativo no era el caso de la causa, sino el caso del efecto. Los romanos, por falsa traducción, le dieron el nombre que aún sigue vigente.

En el acusativo se suele ver la expresión de una relación inmediata entre el verbo y el objeto al que se refiere la acción verbal, siendo, por tanto, el caso por excelencia del complemento directo.

Ejemplos en distintos idiomas

Latín

En latín se distinguen, entre otros, los siguientes empleos particulares del acusativo:

Polaco

Ejemplos de sustantivos masculinos:

Ejemplos de sustantivos femeninos:

Ejemplos de sustantivos neutros:

Esperanto

Mientras que la pluralidad en un sustantivo es indicado por su terminación en -j (al igual que la -s en el Español), el acusativo se indica con la terminación -n; pero este es colocado luego del indicativo de pluralidad (en caso de utilizarse ambos en la misma palabra). El objeto directo puede aparecer al principio, medio o final de una oración, y eso en ningún modo modifica el sentido, el cual es indicado por el acusativo. Pero de hecho, los distintos órdenes de palabras pueden usarse para dar énfasis a la frase.

Ejemplos:

Véase también

This article is issued from Wikipedia - version of the Wednesday, January 21, 2015. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.