Alekséi Kaledín

Alekséi Kaledín

Atamán
Lealtad Imperio ruso
Movimiento Blanco
Mandos Hueste del Don

Nacimiento 12 de octubre de 1861
Tsaritsin  Rusia
Fallecimiento 29 de enerojul./ 11 de febrero de 1918greg.
Novocherkask  Rusia
[editar datos en Wikidata]

Alekséi Maksímovich Kaledín (en ruso Алексе́й Макси́мович Каледи́н, 12 de octubre de 1861 - 29 de enerojul./ 11 de febrero de 1918greg.), general cosaco del Ejército zarista ruso y dirigente del Movimiento Blanco contrarrevolucionario en 1917-1918.[1] Se lo considera uno de los dirigentes contrarrevolucionarios más eficientes e íntegros.[2]

Comienzos

Kaledín nació en el seno de una familia de la baja nobleza cosaca en las cercanías de Tsaritsin.[1] Dedicándose a la carrera militar, se graduó en la Academia de Artillería Mijáilovski en 1882 y más tarde en la del Estado Mayor en 1889.[1]

La Primera Guerra Mundial

Una vez comenzada la Primera Guerra Mundial Kaledín mandó el 8.º Ejército[3] y más tarde el XII Cuerpo de Ejército; al frente de estos obtuvo la reputación de ser uno de los mejores generales del Ejército ruso.[1]

El periodo revolucionario

Fue destituido tras la Revolución de Febrero por Alekséi Brusílov por sus declaraciones conservadoras y opuestas a las reformas revolucionarias.[1]

En abril el «Krug» (asamblea cosaca) había sido reconocida por el Gobierno central como gobierno autónomo tras aceptar una serie de reformas para el país y a pesar de las insatisfactorias relaciones entre ambos.[4] El mes anterior, en un congreso nacional cosaco celebrado en la capital, había proclamado la indivisibilidad del país y su intención de continuar la guerra hasta la victoria.[4]

De vuelta al frente, fue elegido atamán de los cosacos del Don en Novocherkask[5] el 19 de juniojul./ 2 de julio de 1917greg.,[4] pasando a mandar dos divisiones cosacas que operaban en ese sector del frente.[1] En agosto acudió a la Conferencia Estatal de Moscú como delegado de las tropas cosacas, mostrándose como el más conservador de los oradores que participaron en la misma.[1] Se opuso a los sóviets y a la existencia de comisarios en el Ejército, pidiendo su abolición.[1][5]

Se le supone partidario del fallido golpe de Kornílov,[5] pero no participó en él,[1] aunque sí había expresado su simpatía por la postura de aquél.[3] Sospechoso a ojos del primer ministro Aleksandr Kérenski, se ordenó su detención,[4] pero la asamblea cosaca de la región desobedeció la orden.[1] El golpe de Kornílov aceleró el deterioro de las relaciones entre el Gobierno central y el «Krug» tras la absolución de Kaledín por este en sus sesiones sobre el asunto, celebradas a finales de septiembre (18 - 14 de septiembrejul./ 27 de septiembre de 1917greg.).[6] Exigió el envío de una comisión de investigación a Novocherkask, eligió delegados para la próxima Asamblea Constituyente Rusa y se negó a hacerlo para el segundo congreso de sóviets.[6]

El 20 de septiembrejul./ 3 de octubre de 1917greg. una reunión de diversas comunidades cosacas acordó oponerse a los bolcheviques, abogar por la transformación del país en una unión federal y establecer una confederación de huestes (voisko) con sede en Ekaterinodar.[6]

Se opuso rotundamente a la Revolución de Octubre y el distrito cosaco bajo su control no reconoció al nuevo Gobierno soviético.[1] Tras la toma del poder por los bolcheviques comenzó a participar activamente en la oposición al nuevo Gobierno, manteniendo contactos con otras destacadas figuras conservadoras en el Ejército.[1] Ofreció su territorio como centro del movimiento contrario al Gobierno de Petrogrado a pesar de sus dificultades para lograr el apoyo de sus propios cosacos a la causa antibolchevique.[2] Poco después de la Revolución sus tropas se negaron a tomar Vorónezh, desobedeciendo las órdenes de Kaledín.[2]

Sus relaciones con otros dirigentes del movimiento como los generales Lavr Kornílov o Mijaíl Alexéyev fueron complicadas.[2] También lo fueron con los dirigentes políticos conservadores, principalmente kadetes, que acudieron a la zona, ignorantes de los intereses y costumbres cosacas, llegando Kaledín a solicitar su marcha a finales de 1917.[7]

La guerra civil

El 7 de noviembrejul./ 20 de noviembre de 1917greg., como reacción a la toma del poder por los bolcheviques, Kaledín formó un Gobierno provisional independiente[5] hasta la creación de un nuevo Gobierno en Petrogrado.[2] El 13 de noviembrejul./ 26 de noviembregreg., instauró la ley marcial,[2] tras la captura soviética de Rostov.[5] Tres días antes de proclamar su independencia de Petrogrado, llegó a Novocherkask la escasa fuerza al mando de Alexéyev, cuarenta oficiales,[5] por invitación de Kaledín.[8]

Como consecuencia el 26 de noviembrejul./ 9 de diciembregreg. el comité militar revolucionario de Rostov del Don, la principal autoridad de la comarca bajo control bolchevique, rechazó la autoridad del nuevo Gobierno cosaco.[2] Se proclamó la República Soviética del Don.[7][9]

Kaledín ordenó a sus tropas marchar sobre la ciudad, pero de nuevo estas se negaron a obedecer sus órdenes,[2] especialmente los jóvenes veteranos del frente.[10][5][8] Kaledín hubo de solicitar ayuda a Alexéyev, que prestó quinientos oficiales para la operación,[2][5] a pesar de sus recientes desavenencias con Kaledín y de contar con apenas unos seiscientos hombres en armas en aquel momento.[10] La batalla por el control de la ciudad, que comenzó el 9 de diciembrejul./ 22 de diciembregreg.[5] y duró seis días,[5] se considera el comienzo de la Guerra Civil Rusa.[2]

La ayuda de Alexéyev convenció a Kaledín de la necesidad de forjar una alianza con los elementos antibolcheviques refugiados en su territorio, a pesar de sus rencillas internas.[10] El 17 de diciembrejul./ 30 de diciembre de 1917greg. y tras tensas discusiones entre militares y políticos Kornílov, Kaledín y Alexéyev acordaron la formación de un triunvirato[10][11] que controlaba las principales fuerzas contrarrevolucionarias en el sur de Rusia.[2] Kornílov se centraba en los asuntos militares, Alexéyev en los administrativos, de política exterior y financieros, y Kaledín en los referidos a los cosacos.[2]

Ante la creciente tensión entre la población cosaca y la no cosaca de la región, Kaledín ideó un plan para compartir el poder político en la zona entre ambas comunidades, que terminó fracasando.[2] También hubo roces entre las distintas generaciones de cosacos[12] y entre esta comunidad y las unidades no cosacas del Ejército de Voluntarios.[2] La llegada de agitadores enviados por el departamento cosaco del Gobierno de Lenin también favoreció la desintegración de sus unidades.[2] Los veteranos del frente tampoco eran favorables a combatir a los bolcheviques.[2][13] La población no cosaca (inodorodnye), en su mayoría inmigrantes tardíos que trabajaban en las fábricas de Rostov, en las minas de carbón del Donbass o en las tierras arrendadas a los cosacos, llevaban una existencia de discriminación, pero formaban cerca de la mitad de los habitantes de la comarca, a pesar de controlar únicamente una décima parte de las tierras.[7] Esta población, pobre, rebelde y discriminada, se inclinó hacia los bolcheviques[5] frente a los burgueses y a los arrendadores cosacos.[7] Sólo en las tierras del Sur, más ricas, los cosacos se mostraron dispuestos a oponerse a los bolcheviques, mientras en el Norte la mayoría respaldaba al comité militar revolucionario de Kamenskaia cercana a los bolcheviques.[12]

En las ciudades del Don, donde los trabajadores en general apoyaban a los bolcheviques, comenzó una espiral de violencia marcada por las matanzas de partidarios de los Voluntarios y brutales represalias de estos contra los partidarios de los soviéticos.[12]

A pesar de esta situación inestable en el extranjero los cosacos seguían considerándose como una gran fuerza contrarrevolucionaria, y recibieron importantes ayudas como tales.[14] El National City Bank de Nueva York transfirió a Kaledín medio millón de dólares de las cuentas del Imperio ruso, mientras que el alto mando británico le concedería «apoyo financiero por cualquier cifra que fuese necesaria».[14] A mediados de diciembre estadounidenses, británicos y franceses habían aprobado la entrega de ayuda financiera a Kaledín.[15] Incluso tras la toma del mando militar por Kornílov a comienzos de enero de 1918, los Aliados continuaron considerando a Kaledín como la principal figura del movimiento.[14] Este fue reelegido como atamán el 29 de diciembre de 1917jul./ 11 de enero de 1918greg..[9]

Las esperanzas Aliadas, sin embargo, resultaron equivocadas.[14] Con el avance soviético, su autoridad se desmoronó.[14] El 15 de enerojul./ 28 de enerogreg., el comité revolucionario le exigió la entrega del poder, el desarme de las tropas en la región y la disolución del krug.[9] El 29 de enerojul./ 11 de febrero de 1918greg., ante el avance del Ejército Rojo que estaba a punto de expulsarlo de territorio cosaco, Kaledín renunció a su cargo de atamán y se suicidó dos horas más tarde disparándose en el pecho.[2][14][12] El mismo día había recibido el anuncio del Ejército Voluntario de su inminente retirada del territorio cosaco.[9] Pocos días más tarde, los soviéticos retomaban Rostov y Novocherkask (25 de febrero de 1918),[12] y la mayoría de las fuerzas cosacas se sometían al nuevo Gobierno.[16]

Notas y referencias

Bibliografía

This article is issued from Wikipedia - version of the Saturday, August 15, 2015. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.