Anhidro

Como término general, se dice que una sustancia es anhidra si no contiene agua.[1] La manera de obtener la forma anhidra difiere entre sustancias.

Solventes

La forma más común para obtener la forma anhidra de un solvente es llevarlos a ebullición en presencia de una sustancia higroscópica. Para ello el metal más comúnmente empleado es el sodio. Otros métodos pueden incluir la adición de tamices moleculares o álcalis como el hidróxido de potasio o el óxido de bario. Recientemente han aparecido en el mercado columnas de purificación de solventes (conocidas como columnas de Grubb), que minimizan los peligros de los métodos clásicos de deshidratación.[2]

Cristales iónicos

Como ejemplo de deshidratación de una sal para obtener la forma anhidra se puede emplear el sulfato de cobre (II). Si el agua de cristalización se remueve mediante calentamiento de los cristales azules de sulfato de cobre (II) pentahidratado (CuSO4·5H2O), se obtienen cristales blancos de sulfato de cobre (II) anhidro (CuSO4). La ecuación para la deshidratación de esta sal hidratada es la siguiente:

CuSO4·5H2O + calor → CuSO4 + 5H2O

Otro ejemplo lo constituye el calentamiento del sulfato de magnesio heptahidratado (MgSO4·7H2O). Al calentarlo, sufre la siguiente reacción:

MgSO4·7H2O + calor → MgSO4 + 7H2O

Gases

Diversas sustancias que existen como gases en las condiciones normales de presión y temperatura se usan comúnmente como soluciones acuosas concentradas. Para evitar ambigüedades en el caso de que uno quiera referirse a la forma gaseosa, se utiliza el término anhidro después del nombre de la sustancia. Por ejemplo:

Notas

Véase también

Referencias

    This article is issued from Wikipedia - version of the Thursday, November 12, 2015. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.