Blanco

Para otros usos ver Blanco (persona) y Blanco (desambiguación)
Blanco

Blancos acromáticos y cromáticos
Coordenadas de color
HTML #FFFFFF
RGB (r,g,b)B (255, 255, 255)
CMYK (c, m, y, k)C (0, 0, 0, 0)
HSV (h, s, v) (—°, 0%, 100%)
Referencia [1]
B) Normalizado con rango [ 0 – 255 ] (byte)
C) Normalizado con rango [ 0 – 100 ] (cien)
[editar datos en Wikidata]

Blanco es un color acromático, de claridad máxima y de oscuridad nula, que se percibe como consecuencia de la fotorrecepción de una luz intensa constituida por todas las longitudes de onda del espectro visible, por tres longitudes de onda (larga, media y corta) o por dos longitudes de onda complementarias. Se asemeja al color de la nieve, aunque otras sustancias de máxima reflectancia, como la magnesia y la baritina (sulfato de bario), resultan ejemplos más específicos del color blanco.[2]

El color blanco que se encuentra estandarizado en catálogos de colores e inventarios cromáticos responde a la definición dada más arriba, es decir, es de claridad máxima y acromático. La denominación de color «blanco» incluye a las coloraciones similares al blanco estándar, denominadas blanquecinas o blancuzcas, que poseen una ligera sugerencia de saturación y matiz.[2]

Etimología

Caballo blanco entre la nieve

La palabra «blanco» proviene:

del latín vulgar blancus, ‘blanco’;
este del germánico *blank, ‘brillante’; y
este del protogermánico *blangkaz, ‘brillar, deslumbrar’,
forma extendida de la raíz protoindoeuropea *bhel–, ‘brillar, destellar, quemar’.[3][4][5]

En idioma castellano, el término «blanco» comienza a usarse hacia el año 1140.[6]

Lexemas y sinonimia

El lexema leuco, del griego λευκός (leucos), ‘blanco’ (y este de la raíz indoeuropea *lewk–, ‘luz, brillo’), asocia a los términos que lo incluyen con el color blanco. Un ejemplo de esto es la palabra leucocito.[7]

Un sinónimo de uso poético para blanco es albo, del latín albus, ‘blanco’. El mismo origen tienen los lexemas alba y albo, que se encuentran, por ejemplo, en las palabras albino[8] y alborada. Otro sinónimo es cándido, del latín candĭdus, ‘blanco, puro’, ‘sincero, honesto’.[9][10]

Propiedades

En la cromosíntesis sustractiva

En el sistema de síntesis sustractiva de color, donde los colores se crean mezclando pigmentos o tintes (pinturas, colorantes, tintas), la tríada de colores primarios más usual es cian, magenta y amarillo. En este sistema, el blanco no puede obtenerse por mezcla; para representarlo se utiliza pigmento blanco o se recurre a dejar sin colorear el soporte sobre el que se trabaja (papel, tela, etc.), si es que este es blanco.

En la cromosíntesis aditiva

En el sistema aditivo de síntesis de color, en el cual los colores se obtienen mezclando luz de color en lugar de pigmentos, los colores primarios son el rojo, el verde y el azul. Esto significa que cuando se trabaja con luz de color, basta con mezclar esos tres colores en diferentes proporciones para obtener todos los demás. Para crear el blanco, se mezclan los tres colores primarios en su máxima intensidad.

Este sistema aditivo de colores luz es el que utilizan los monitores y televisores para producir colores. En este sistema, un color se describe con valores numéricos para cada uno de sus componentes (rojo, verde y azul), indicando al rojo con «R», al verde con «G» y al azul con «B». En una escala de valores de 0 a 255, el blanco aditivo puro se expresa como R=255 (rojo al valor máximo), G=255 (verde al valor máximo) y B=255 (azul al valor máximo). Véase RGB.

Pigmentos blancos

El sulfato de bario se utiliza como patrón de referencia del blanco prácticamente absoluto, y también como pigmento blanco en la composición de pinturas.

Desde la más remota antigüedad se ha buscado producir sustancias coloreadas para pintar o teñir que tuviesen buen color, poder de tinción y permanencia; que fuesen estables ante la luz, que secasen razonablemente rápido, que tuviesen la densidad necesaria y que pudiesen mezclarse sin problemas con otros colores. Debajo se describen algunos pigmentos blancos que se han destacado en la historia de la pintura.

Albayalde o blanco de plomo

En la antigüedad, el color blanco se preparaba mediante un proceso ―descrito por Teofrasto (371-287 a.C.), Vitruvio (70-10 a.C.) y Dioscórides (40-90 d.C.)―, que consistía en suspender platos de plomo sobre vapor de vinagre, sumergirlos luego en estiércol durante un par de meses y entonces raspar la capa de material blanco que se había formado en su superficie; el proceso se repetía hasta consumir los platos. Este procedimiento para obtener un buen pigmento blanco se usó durante varios milenios. El pigmento en cuestión era el albayalde o blanco de plomo, una sustancia tóxica.[11]

Blanco anularia

El blanco anularia era una mezcla de tiza con vidrio molido que se obtenía de los anillos que los pobres utilizaban en sus bodas en el dedo anular.[11]

Blanco de cinc

En 1785, el francés Guyton de Morveau descubrió el blanco de cinc, que no es tóxico. Se trata de un blanco frío, algo azulado, menos cubriente que el hecho sobre la base de plomo, que fue varias veces más caro que este hasta que se lo industrializó pocos años después de su invención. Era muy útil para pintar cuadros por su consistencia cremosa. En 1834 se desarrolló un óxido de cinc al que se llamó «blanco de China», que era más espeso.[11]

Blanco de titanio

Entre 1916 y 1918, químicos noruegos y estadounidenses desarrollaron el blanco de titanio, que resultó ser más duradero y estable. Además refleja casi toda la luz incidente, no se cuartea y no es tóxico.[11]

Otros

Simbolismo y usos

Paloma de la paz pintada sobre azulejos en la Calle de la Paz, en Madrid

Heráldica y vexilología

El blanco no es un color heráldico. Cuando aparece en un blasón, generalmente representa al metal plata. Sin embargo, puede aparecer específicamente como blanco si la descripción de las armas requiere la representación de alguna figura blanca «al natural» (por ejemplo, una paloma blanca).

En vexilología, el color blanco deriva de la plata heráldica.[20] En las banderas su uso es frecuente; la superficie blanca en algunas de ellas es considerable, y otras incluso emplean al blanco como color de fondo.

En los ejemplos bajo estas líneas: «Águila Blanca» (Orzeł Biały) es el nombre que se le da al escudo nacional de Polonia; el fondo blanco de las banderas de Chipre y de Corea del Sur significa la paz; el amarillo y el blanco de la bandera de la Ciudad del Vaticano provienen de los metales heráldicos oro y plata.[21]

Blanco político

Véase colores políticos: blanco político.

Blanco litúrgico

Véase colores litúrgicos.

El blanco de la luz

La luz puede tomar también diferentes tonos de blanco dependiendo del momento del día. Por ejemplo, la luz de la puesta de sol es más bien rojiza. A esto se le denomina temperatura de color. En iluminación artificial se busca crear diferentes tipos de blancos para poder asemejarse a esa luz natural cambiante. Las temperaturas de color más generalizadas son:[22]

Véase también

Referencias

  1. Rosa Gallego y Juan Carlos Sanz: Guía de coloraciones. Madrid: H. Blume, 2005. ISBN 84-89840-31-8.
  2. 1 2 Rosa Gallego y Juan Carlos Sanz: Diccionario Akal del color. Akal, 2001. ISBN 978-84-460-1083-8.
  3. Real Academia Española (2014), «blanco», Diccionario de la lengua española (23.ª edición), Madrid: Espasa, http://dle.rae.es/?w=blanco&o=h, consultado el 26 de mayo de 2012.
  4. Guido Gómez de Silva (1998). Breve diccionario etimológico de la lengua española. Fondo de Cultura Económica. ISBN 978-968-16-5543-3.
  5. «blank», Online Etymology Dictionary, Douglas Harper, 2001–2012, consultado el 26 de mayo de 2012.
  6. «blanco», Breve diccionario etimológico de la lengua castellana, Joan Corominas, 2011, consultado el 13 de enero de 2013.
  7. «blanco», Dicciomed.eusal.es. Diccionario médico–biológico, histórico y etimológico, Universidad de Salamanca, 2011, consultado el 26 de mayo de 2012.
  8. «alb—», Dicciomed.eusal.es. Diccionario médico–biológico, histórico y etimológico, Universidad de Salamanca, 2011, consultado el 26 de mayo de 2012.
  9. Real Academia Española (2014), «cándido», Diccionario de la lengua española (23.ª edición), Madrid: Espasa, http://dle.rae.es/?w=c%C3%A1ndido&o=h, consultado el 10 de junio de 2012.
  10. «candid», Online Etymology Dictionary, Douglas Harper, 2001–2012, consultado el 10 de junio de 2012.
  11. 1 2 3 4 5 6 7 8 Ana Von Rebeur: La ciencia del color. Madrid: Siglo XXI, 2010. ISBN 978-987-629-147-7.
  12. Bernat Vistarini, A.; Cull, J.T. (1999). Enciclopedia Akal de emblemas españoles ilustrados, Tomo I. Madrid: Akal. p. 615. ISBN 84-460-1075-5. Consultado el 28 de mayo de 2012.
  13. Czernin, Monika; Müller, Melissa (2002). El barbero de Picasso: Historia de una amistad. Madrid: Siglo Veintiuno de España. p. 136. ISBN 84-323-1108-1. Consultado el 28 de mayo de 2012.
  14. Roig Condomina, Vicente María (1990). «Rhinoceros versus Unicornem» (pdf). Ars longa: cuadernos de arte (Logroño: Fundación Dialnet, Universidad de La Rioja): 81–83. Consultado el 28 de mayo de 2012.
  15. 1 2 3 Heller, Eva (2012). Psicología del color. Barcelona: Gustavo Gili. p. 153 y ss. ISBN 978-842-521-977-1.
  16. «ropa blanca», Diccionario de la lengua española (vigésima segunda edición), Real Academia Española, 2001, consultado el 28 de mayo de 2012.
  17. Real Academia Española (2014), «elefante», Diccionario de la lengua española (23.ª edición), Madrid: Espasa, http://dle.rae.es/?w=elefante&o=h, consultado el 26 de mayo de 2012.
  18. Diccionario de la sabiduría oriental. Barcelona: Paidós. 1993. p. 210. Consultado el 30 de mayo de 2012.
  19. Ferrer, Eulalio (2000). «El color entre los pueblos nahuas» (PDF). Estudios de Cultura Náhuatl (México, D. F.: UNAM, Instituto de Investigaciones Históricas) (31): 220. ISSN 0071-1675. Consultado el 29 de mayo de 2012.
  20. Elgenius, Gabriella (2007). «On Cartographic Vexillology». En Eriksen, T.H.; Jenkins, R. Flag, Nation and Symbolism in Europe and America (en inglés). Oxon, Nueva York: Routledge. p. 18 y ss. ISBN 0-203-93496-2. Consultado el 27 de mayo de 2012.
  21. Ceresa, Claudio (9 de julio de 2008). «L’Osservatore Romano: Il giallo e il bianco da due secoli colori pontifici» (en italiano). Vatican Diplomacy. Consultado el 29 de mayo de 2012.
  22. «Temperatura de color: descripción, ventajas y posibles usos», artículo en el sitio web Greenice.com.
This article is issued from Wikipedia - version of the Thursday, February 04, 2016. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.