Gathas

Avesta, Gāthā Ahunavaitī del Yasna 28.1, texto atribuido a Zaratustra (Biblioteca Bodleiana MS J2)

Las manos extendidas en el acto de adorarte, oh Mazdā, voy a pedirte también por la intercesión de Vohū Manah. Con tu espíritu de amor a ti, oh Asha, orden y justicia, te imploro poder gozar de la luz de la sabiduría y la conciencia pura, y poder soportar el consuelo para el alma de la vaca[1](Avestā, Yasna. XXVIII.1, en Avestā. Torino, UTET, 2008, pag.150.)


ahyâ ýâsâ nemanghâ ustânazastô rafedhrahyâ manyêush mazdâ pourvîm speñtahyâ ashâ vîspêñg shyaothanâ vanghêush xratûm mananghô ýâ xshnevîshâ gêushcâ urvânem

Los Gathas (en avéstico, Gāθās, "cantos") son los 17 himnos, agrupados en cinco cantos religiosos, llamados yasnas que se han atribuido al profeta Zaratustra (Zoroastro), que resultan ser la parte más antigua del Avesta y que están considerados como los textos más sagrados de la fe zoroástrica.

Estructura y organización

Los Gathas están en verso, con métrica en la naturaleza de la antigua poesía religiosa iraní, que es extremadamente concisa y donde las construcciones gramaticales son excepción.

Los 17 himnos (hātì) de los Gathas constan de 238 versos, alrededor de 1300 líneas o 6000 palabras en total. Más tarde fueron incorporados en los 72 capítulos del Yasna (capítulo: ha o had, del avéstico ha'iti, "corte"), que a su vez es la colección litúrgica primaria de textos en el mayor compendio del Avesta. Los 17 himnos son identificados por su número de capítulo del Yasna, y se dividen en cinco cantos principales:

  1. Yasna 28-34, Gatha Ahunavaiti ("Canto del Señor", cf. Ahuna Vairya), 100 estrofas, (3 versos, 7+9 métrica silábica).
  2. Yasna 43-46, Gatha Ushtavaiti ("Canto de la felicidad". La felicidad es para el que trae felicidad a su prójimo), 66 estrofas (5 versos, 4+7 métrica silábica).
  3. Yasna 47-50, Gatha Spenta Mainyu ("Canto del espíritu bienhechor o del espíritu santo del bien'), 41 estrofas (4 versos, 4+7 métrica silábica).
  4. Yasna 51, Gatha Vohu Khshathra ("Canto del buen dominio o reino"), 22 estrofas (3 versos, 7+7 métrica silábica).
  5. Yasna 53, Gatha Vahishto Ishti ("Canto del más deseado o amado"), 9 estrofas (4 versos, dos de 7+5 y dos de 7+7 sílabas).

Con la excepción del Ahunavaiti Gatha, que lleva el nombre de la plegaria Ahuna Vairya (Yasna 27, que no está en los Gathas), los nombres de los Gathas provienen de la primera palabra del primer canto de cada uno. La métrica de los himnos está históricamente relacionada con la familia tristubh-jagati védica de métricas.[2] Los himnos con estas métricas medidores se recitan, no se cantan.

El orden secuencial de los Gathas es interrumpido estructuralmente por el Yasna Haptanghaiti ("Yasna de los siete capítulos", capítulos 35-41, lingüísticamente tan antiguos como los Gathas, pero en prosa) y otros dos himnos menores en Yasna 42 y 52.

Lenguaje

El lenguaje de los Gathas, avéstico antiguo o gático, pertenece al antiguo grupo lingüístico iraní, que es un subgrupo de las familias orientales de las lenguas indoeuropeas.

Contenido

Algunos de los versos de los Gazas están directamente dirigidos al Omnisciente Creador Ahura Mazda. Estos versos, de carácter devocional, exponen las esencias divinas de la verdad (Asha), el buen pensamiento (Vohu Manah) y el espíritu de la rectitud u honradez. Otros están dirigidos a la gente que podía haber venido a escuchar al profeta, y en éstos, exhorta a su audiencia a vivir una vida como la de Ahura Mazda y ruega a la divinidad que intervenga a su favor.

Otros versos, de los que han podido inferirse algunos aspectos de la vida de Zoroastro, son semi-(auto) biográficos, pero todos giran en torno su misión para promover su visión de la Verdad (Asha, de nuevo). Algunos de los pasajes describen los primeros intentos del profeta para promover las enseñanzas de Ahura Mazda, y el rechazo posterior de las gentes. Estos rechazos le llevaron a dudar de su mensaje, y en los Gathas pidió ayuda a Ahura Mazda y el repudio de sus oponentes.

Los diversos himnos parecen haber sido compuestos en diferentes períodos de su vida y si se leen cronológicamente, se atisba un cierto fervor y convicción en su mensaje. Mientras que en los versos más antiguos, Zoroastro expresa en ocasiones sus dudas sobre su idoneidad para la misión, nunca flaquea en su convicción de que el mensaje es correcto. Un tono de satisfacción y fe en su reivindicación es evidente sólo en los últimos himnos, y hasta el final, donde oficia la boda de su hija menor, en que sigue siendo un predicador perseverante.

Diferentes aspectos de la filosofía zoroastriana están distribuidos por toda la colección de Gathas, aunque no existe ninguna disposición sistemática de la doctrina en los textos.

Algunos extractos de Gathas

Zoroastro pide a Mazda que le oriente
Zoroastro le pide a Mazda que le bendiga
Cuestiones retóricas
Zoroastro a sus seguidores
Zoroastro a los seguidores de las druj ("Mentiras")

Referencias

  1. El "alma de la vaca" representa la Madre Tierra, símbolo de la creación y de la buena doctrina que lo gobierna.
  2. Schlerath, Bernfried (1969). «Der Terminus aw. Gāθā». Münchener Studien zur Sprachwissenschaft 25: 99–103.

Bibliografía

This article is issued from Wikipedia - version of the Saturday, August 08, 2015. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.