Linfocito B

Linfocito B

Linfocito B infectado por el virus Epstein-Barr.

Representación 3D de un linfocito B.
Latín Lymphocytus B
TH H2.00.04.1.02005
H2.00.04.3.07002
Sistema Inmune
Enlaces externos
MeSH b-lymphocyte
[editar datos en Wikidata]

Los linfocitos B son los leucocitos de los cuales depende la inmunidad mediada por anticuerpos con actividad específica de fijación de antígenos. Los linfocitos B, que constituyen entre un 5 y un 15% del total de linfocitos, dan origen a las células plasmáticas que producen anticuerpos.

Los linfocitos se clasifican en dos tipos principales, según su origen y función: linfocitos T, que se diferencian inicialmente en el timo, y linfocitos B, que se diferencian en el hígado y bazo fetal, y en la médula ósea del adulto (la 'B' proviene del latín bursa fabricii, el órgano en el cual se desarrolla este tipo de linfocitos en las aves). Durante su desarrollo, los linfocitos T y B adquieren receptores específicos de antígenos; el de los linfocitos B se conoce como receptor de los linfocitos B (BCR).

Origen de los linfocitos B

Los linfocitos B se originan de un precursor relativo, el mismo que da origen a los linfocitos T y las células NK. Es probable que la presencia de un receptor de membrana sobre los precursores linfoides comunes al que se le llama Notch1 induce la diferenciación de células T mientras que la ausencia de dicho receptor induce el destino hacia la línea de linfocitos B.[1] Aquellas destinadas a originar células B completan su desarrollo en la médula ósea. Las células inmaduras pasan por diversas etapas de desarrollo, bajo la influencia de interleucina 7:

- En el reordenamiento genético de la cadena pesada de la futura inmunoglobulina de membrana, primero se fusionan los fragmentos D y J (llamados DH y JH: la H por la sigla en inglés de pesado, Heavy) y en una segunda fase, se asocia el fragmento variable de la cadena pesada, llamada VH.
- La cadena liviana que debería unirse con la cadena pesada, como es característico de todas las inmunoglobulinas, incluyendo el BCR es sustituida por dos proteínas temporales.[2]

Activación de los linfocitos B

La activación de los linfocitos B es una combinación de su proliferación y diferenciación terminal en células plasmáticas. El reconocimiento de los linfocitos B no es el único elemento necesario para su activación. Aquellos que aún no han sido expuestos al antígeno, pueden ser activadas de manera dependiente o independiente de los linfocitos T.

Activación dependiente de los linfocitos T

Cuando un linfocito B fagocita un patógeno, adhiere parte de las proteínas del organismo a la proteína del complejo mayor de histocompatibilidad tipo II. Este complejo es transportado a la superficie de la membrana celular, donde puede llegar a ser reconocido por los linfocitos T, los cuales son compatibles con estructuras similares sobre la membrana de los linfocitos B. Si las estructuras sobre los linfocitos B y T son compatibles, el linfocito T activará al linfocito B, el cual producirá anticuerpos en contra de segmentos que el patógeno lleva sobre su superficie.

La mayoría de los antígenos son T-dependientes, es decir, requieren cooperadores para la producción máxima de anticuerpos. Con un antígeno T-dependiente, la primera señal proviene del entrecruzamiento del antígeno y el receptor del linfocito B (BCR), y la segunda señal viene de una coestimulación que provee un linfocito T. Los antígenos T-dependientes contienen proteínas sobre las MHC-II de los linfocitos B que son presentadas a linfocitos T llamados TH2. Cuando un linfocito B procesa y presenta el mismo antígeno a la célula TH, ésta secreta citocinas que activanal linfocito B. Estas citocinas producen la proliferación y diferenciación en células plasmáticas. El cambio al isotipo IgG, IgA, e IgE y la generación de células de memoria ocurren en respuesta a antígenos T-dependientes.

Activación independiente de los linfocitos T

Muchos antígenos son T-independientes, es decir, puede emitir ambas señales a los linfocitos B. Los ratones sin timo (ratones atímicos que no producen linfocitos T), pueden responder en contra de antígenos, llamados T-independientes. Muchas de las bacterias tienen epítopos repetitivos de carbohidratos que estimulan a los linfocitos B, por medio de los llamados receptores reconocedores de patrones, para que respondan sintetizando IgM en ausencia de cooperación de un linfocito T. Hay dos tipos de activación T-independientes:

Galería

Véase también

Referencias

  1. Ivan Maillard, Terry Fang, Warren S Pear. Regulation of lymphoid development, differentiation, and function by the Notch pathway. Annu Rev Immunol. 2005 ;23():945-74.
  2. Romina Gamberale. Ontogenia B: el delicado equilibrio entre la diversidad y la autoinmunidad. Revista QuímicaViva. Número 3, año 3, septiembre de 2004.

Enlaces externos

This article is issued from Wikipedia - version of the Sunday, January 17, 2016. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.