Mercado de trabajo

Se denomina mercado de trabajo o mercado laboral al conjunto de relaciones entre empleadores (oferentes de empleo o demandantes de trabajo) y personas que buscan trabajo remunerado por cuenta ajena. El mercado de trabajo tiene particularidades que lo diferencian de otros tipos de mercados (financiero, inmobiliario, de materias primas, etc.); principalmente en la cobertura de los derechos laborales y la necesidad de garantizarlos sistémicamente.

Economía del mercado de trabajo

El mercado de trabajo es el entorno económico en el cual concurren la oferta, formada por el número de horas que quiere trabajar la población en actividades remuneradas y la demanda, constituida por las oportunidades de empleo. Aunque intuitivamente el término "oferta de trabajo" puede llevar a equívoco, debemos entender el mismo como la "oferta de trabajadores" u "oferta de la fuerza de trabajo". En este mercado el oferente es aquel que busca trabajar y para ello "se ofrece". El demandante sería aquel que busca trabajadores. Del grado de equilibrio entre estas dos variables se derivan una serie de consecuencias que determinarán las características del mercado en ese momento y su posible evolución. El estudio del mercado laboral es el instrumento que contribuirá al conocimiento de dichas consecuencias.

Empleo, salario y producto según el modelo clásico

Para los clásicos, un aumento del salario w conduce a un mayor número de personas que solicitan trabajo. La oferta laboral aumentará y la demanda de trabajadores por parte de los empresarios disminuirá.

\ n=n(w)
\ {\frac {dw}{dn}}>0

La cantidad de personas empleadas determinan un nivel productivo y a través de la función de producción.

\ y=y(n)
\ {\frac {dy}{dn}}>0

Si aumenta la cantidad producida y, también lo hará el nivel de empleo n, pero este aumento será decreciente al existir siempre algún factor fijo como la tierra.

\ {\frac {d(dy)}{dn}}<0

El empresario clásico contrata personal hasta el nivel en el que su productividad marginal, es decir, la cantidad de aumento de producto atribuible al nuevo trabajador iguala el salario percibido por el mismo.

\ {\frac {dy}{dn}}=w

Si la oferta laboral aumenta, el nivel productivo y empleo asociado aumenta. Sin embargo, el salario real, es decir, el salario medido en términos de productos que se pueden comprar, desciende.

Modelo keynesiano: Ilusión monetaria y oferta de trabajo

En el modelo keynesiano, los trabajadores ofertan horas de trabajo en función del salario monetario. Según Keynes un aumento del salario monetario produce "ilusión monetaria". El producto marginal dF/dL=dy/dn determina el salario y la cantidad de trabajadores empleados produce un nivel de output.

El salario real será el salario monetario entre el nivel de precios.

\ w={\frac {W}{P}}\Rightarrow W=Pw

La oferta de trabajo la define así

\ W=W_{0}+W(n)

La oferta crece con el salario monetario a un ritmo decreciente

\ {\frac {dW}{dn}}>0;{\frac {d(dW)}{dn}}<0

El nivel de precios influye en la oferta de trabajo sustituyendo el salario monetario W por su valor Pw

\ Pw=W_{0}+W(n)

W_{0} representa un nivel del salario por debajo del cual no existe oferta laboral. n es la cantidad de trabajo demandada que procede de la función de producción y(n)

\ y=y(n)

El salario es el producto marginal decreciente del trabajo

\ w={\frac {dy}{dn}}\Rightarrow {\frac {W}{P}}={\frac {dy}{dn}}

Inflación y empleo

Si los precios aumentan, el salario real disminuye por debajo de su producto marginal y las empresas contratan más personal. En caso contrario, cuando se produce una deflación, el salario real aumenta por encima de su producto marginal y las empresas despiden personal. Keynes defiende por esta razón un subida moderada del salario monetario. Cuando la renta salarial disminuye se produce un exceso de ahorro sobre la inversión planeada.

Indicadores de trabajo

A fin de llevar a cabo el análisis desde el punto de vista económico del mercado de trabajo, se manejan una serie de indicadores que permiten conocer su realidad y se expresan a continuación:

Los índices de precios al consumidor se utilizan con diversos fines tales como: Negociación, indización o ambos casos, por el gobierno (especialmente de impuestos, contribuciones y beneficios de la seguridad social, remuneraciones y pensiones de los funcionarios tasas multas, de la deuda pública y sus intereses), en los contratos privados (sueldos, salario, primas de seguro y servicios) y en decisiones judiciales (pensiones alimentarias).

Véase también

Bibliografía

ERLY, (2012) LIBRO DE ECONOMIA. mercado de trabajo.

Enlaces externos

http://laborsta.ilo.org/applv8/data/c1s.htm.

This article is issued from Wikipedia - version of the Wednesday, December 16, 2015. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.