Saga (literatura)

Se conoce como sagas a un tipo de obras literarias surgidas en la Edad Media, normalmente entre los siglos XII y XIV. Son narraciones en prosa producidas principalmente en Islandia, de origen casi en su totalidad anónimo, aunque con notables excepciones. Tuvieron gran aceptación e influencia en lo que hoy son Islandia, Noruega, Dinamarca y Alemania.

Origen de las sagas

Hubo discusión sobre el origen de las sagas. Mientras que se veía las sagas como nacidas en la oralidad y la tradición popular, hoy se entiende más comúnmente que el origen de la saga se encuentra en la confluencia de la hagiografía y la historiografía.

Sigurdur Nordal ha defendido que son obras de autor, aunque esto no impide que el escritor se base en fuentes orales.

Antecedentes orales

Según señala Borges:

Este arte empezó siendo oral, oír cuentos era uno de los pasatiempos de las largas veladas de Islandia. Se creó así, en el siglo X, una epopeya en prosa: la saga. La palabra es afín a los verbos sagen y say (decir, y referir) en alemán e inglés. En los banquetes, un rapsoda repetía las sagas.


Jorge Luis Borges, Antiguas literaturas germánicas color

Antecedentes escritos

Antes de las sagas, existía en Islandia una considerable tradición de literatura cristiana que, aunque posee características peculiares, encaja plenamente en la literatura europea de la época.

A los relatos de la vida de María o de los santos siguieron las narraciones de los primeros obispos cristianos de la isla, utilizando un lenguaje barroco y un estilo recargado. Éstas son las sagas de obispos. Obras destacadas de este género son la Maríu saga (Saga de María), atribuida a Kygri-Bjórn Hjaltason y escrita posiblemente a principios del siglo XIII. La saga Nidrstigningar (Saga del descenso a los infiernos) existe en manuscritos de la primera mitad del siglo XIII. Y las Postolasögur (Sagas de los apóstoles), cuyo primer manuscrito es de 1220, aproximadamente. Casi todos estos trabajos eran copias y reelaboraciones de obras anteriores.

Igualmente, existía desde el siglo XII, una considerable tradición historiográfica. Entre las primeras obras producidas en Islandia están las historias del país o, más atrás, de los reyes noruegos. Es considerable la relación entre las sagas de reyes, con marcado carácter histórico, y las primeras sagas islandesas, donde predomina el elemento literario. El primer escritor islandés conocido, Ari Thorgilsson (el Sabio), fue historiador, autor de un Íslendingabók (Libro de los islandeses) y de una primera versión del Landnámabók (Libro de la Colonización), donde se cuentan los primeros años de la colonización de Islandia por colonos noruegos. Igualmente, Sæmundr fróði (el Sabio) fue historiador, aunque sus obras no hayan llegado hasta nosotros.

La fusión de estas dos corrientes se hace claramente visible en las primeras sagas de San Olaf, que son al mismo tiempo historia y hagiografía. De aquí pudo pasarse, en un breve lapso de tiempo, a la redacción de historias de otros reyes no santos, de época pagana incluso. El modelo fundamental para las sagas de islandeses ya estaba formado y sólo había que tomar como protagonistas, en lugar de reyes extranjeros, grandes personajes islandeses.

Posteriormente aparecieron otras sagas que tomaban elementos mitológicos de la antigüedad, por eso se la las llama sagas de los tiempos antiguos, como la Saga Volsunga.

Por último, surgieron en Islandia la llamadas sagas caballerescas o sagas mentirosas, que incorporan elementos e historias de la literatura europea, como las novelas de caballerías.

Tipos de sagas

Globalmente se las conoce como sagas nórdicas, pero debido a su carácter diverso se suelen agrupar en:

Características

El estilo

Los personajes

La acción

El ambiente

La saga literaria contemporánea

También, con el nombre de saga, se conoce en el mundo literario contemporáneo, a un conjunto de series literarias o narraciones, habitualmente del género novelesco, entrelazadas mediante un argumento central, lo que da origen a un universo literario en el que llegan a escribir otros autores aparte del autor original. Como ejemplo, la Saga de las Fundaciones de Isaac Asimov, un extenso conjunto de novelas y relatos de ciencia ficción ambientados en un remoto futuro. Otros ejemplos son: El Señor de los Anillos, de J. R. R. Tolkien (una novela del género fantástico, editada en tres tomos); las heptalogías de Las Crónicas de Narnia, de C. S. Lewis; La torre oscura, de Stephen King; Harry Potter, de J. K. Rowling (novelas del género fantástico); la trilogía Los juegos del hambre, de Suzanne Collins; Divergente, de Veronica Roth (ambas distopías), y Hush, Hush, de Becca Fitzpatrick

Bibliografía

Enlaces externos

This article is issued from Wikipedia - version of the Wednesday, January 06, 2016. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.