Stroke play

Stroke play, también conocido como medal play, es un sistema de puntuación en golf. Se tiene en cuenta el número total de golpes dados en cada hoyo durante la vuelta dada, o a lo largo de varias. El ganador es el jugador que menos golpes ha efectuado para completar el recorrido en la vuelta o vueltas estipuladas.

Aunque la mayoría de los torneos profesionales se juegan usando este sistema stroke play de puntuación, hay y ha habido, algunas excepciones importantes, como lo son el WGC-Accenture Match Play Championship y el Volvo World Match Play Championship, dado que ambos se juegan bajo el formato match play, y The International, un antiguo torneo del PGA Tour que usaba un sistema stableford modificado. Además, la mayoría de las pruebas por equipos, como por ejemplo la Ryder Cup, se disputan también bajo el sistema de juego match play.

Puntuación

Los jugadores apuntan el número de golpes dados en cada hoyo y suman el total al final del número de vueltas dadas. El jugador con el registro total más bajo es el ganador. En las competiciones handicap, el jugador restará su hándicap al total de golpes dados (bruto) para calcular su resultado neto, y el jugador con el resultado neto más bajo es el ganador.[1]

Las puntuaciones deben ser dadas en relación al par para poder compararse fácilmente con las puntuaciones de los demás golfistas. Por ejemplo, a un jugador cuyo resultado es 3 golpes sobre par tras un hoyo jugado deberá aparecerle un "+3" en la tabla de resultados.

En caso de que hay un empate en el primer puesto, es conveniente decidir a un único ganador definitivo. Dos de los métodos más habituales son el playoff y coger un resultado concreto empezando desde el final.

Corte

La mayor parte de los torneos imponen un corte, que en la típica forma de torneo de 72 hoyos se produce tras los primeros 36 hoyos. El número de jugadores que "pasan el corte" depende de las reglas de cada torneo – en el PGA Tour la forma típica es que los 70 mejores jugadores (además de empatados) tras 36 hoyos. Cualquier jugador que entregue una puntuación superior a la del corte automáticamente "falla el corte" y deja de participar en el torneo.

Desempate

Uno de los métodos más comunes para solucionar un empate es por medio de un desempate o playoff, por el cual aquellos jugadores que hayan acabado empatados en el primer puesto, vuelven a jugar un número determinado de hoyos. Si el empate persiste tras esos hoyos entonces se realiza el desempate a muerte súbita, jugando de nuevo hasta que uno se proclame vencedor.

Los empates en los torneos profesionales de golf se resuelven generalmente por medio de un desempate o playoff. Distintos torneos tienen diferentes formatos para sus playoffs, que van desde jugar otra vuelta entera, empleado en el U.S. Open, a jugar tres o cuatro hoyos, como sucede en el caso del PGA Championship y el The Open Championship (British Open), respectivamente. Otros prefieren una forma más sencilla y honesta y lo resuelven directamente por muerte súbita, formato empleado en la mayoría de torneos, incluido el The Masters todos los demás torneos regulares del PGA Tour y del European Tour. En los formatos de desempate más largos, si al menos dps jugadores continúan empatados tras dicho desempate, generalmente continúan jugando bajo el formato de muerte súbita.

Cuenta hacia atrás

Un método usado comúnmente en competiciones amateur, sobre todo cuando disputar un playoff no es viable, es "contar desde atrás" en la tarjeta con el resultado, por lo cual el jugador con el resultado acumulado (neto) más bajo tras los últimos 18, 9, 6, 3 o 1 hoyo(s) es declarado vencedor.

Ver también

Referencias

  1. «Rule 3. Stroke Play». USGA. Consultado el 2009-07-21.
This article is issued from Wikipedia - version of the Tuesday, February 02, 2016. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.