Teorema del valor intermedio

Teorema de los valores intermedios.

En análisis matemático el teorema del valor intermedio (o más correctamente teorema de los valores intermedios, o TVI), es un teorema sobre funciones continuas reales definidas sobre un intervalo. Intuitivamente, el resultado afirma que, si una función es continua en un intervalo, entonces toma todos los intermedios comprendidos entre los extremos del intervalo.

Enunciado

El teorema de los valores intermedios establece que:

Sea f\ una función continua en un intervalo [a,b]\ . Entonces para cada u\ tal que f(a)<u<f(b)\ , existe al menos un c\ dentro de (a,b)\ tal que f(c)=u\ .

Enunciados equivalentes

Historia

El teorema fue demostrado por primera vez por Bernard Bolzano en 1817. Cauchy da una demostración en 1821.[1] Ambos perseguían el fin de formalizar el análisis de funciones y el trabajo de Lagrange. La idea de que las funciones continuas poseen la propiedad del valor intermedio es de larga data. Simon Stevin probó el teorema del valor intermedio para polinomios por medio de un algoritmo para construir la expansión decimal de la solución: el algoritmo subdivide el intervalo iterativamente en 10 partes, lo que produce un dígito decimal adicional en cada paso de la iteración.[2] Antes de que la definición formal de continuidad existiera, la propiedad del valor intermedio era dada como parte de la definición de función continua. Otros autores asumían que el resultado es intuitivamente obvio, por lo que no requiere de prueba. La visión de Bolzano y Cauchy fue la de definir una noción general de continuidad (en términos de infinitesimales en el caso de Cauchy, utilizando desigualdades reales en el caso de Bolzano), y la de proveer una prueba basada en tales definiciones.

El recíproco del teorema es falso. No es necesario que una función sea continua para que la conclusión del teorema de los valores intermedios sea cierta. En 1875, Darboux demuestra que las funciones que provienen de una derivada, sean continuas o no, poseen la propiedad de los valores intermedios (ver Teorema de Darboux).

Demostración

El TVI hace parte de los llamados «teoremas de existencia». A la pregunta: «¿Existe un real c tal que f(c)=u?», el teorema responde afirmativamente: «Sí, existe.» Se impone entonces la pregunta: «¿Cuál es ese número real?». Varias demostraciones son posibles, dependiendo de las premisas iniciales. La prueba siguiente utiliza la noción del supremo.

Demostración utilizando el supremo
Sea f(a) ≤ uf(b), X el subconjunto del intervalo [a , b] constituido por los reales x que verifican f(x) ≤ u.

Este conjunto es no vacío (contiene a) y acotado superiormente (por b ). Sea c el supremo (la menor de las cotas superiores); se quiere probar que f(c) = u.

  • Como c es un límite de elementos de X, se tiene (por pasaje al límite en las desigualdades) f(c) ≤ u.
  • Queda por probar que f(c) ≥ u
    • Si c = b, es cierto por hipótesis.
    • Si por el contrario el intervalo [c , b] es no vacío, como sus elementos x verifican todos f(x) > u, se obtiene (nuevamente por pasaje al límite) f(c) ≥ u.

Esta desigualdad y la precedente prueban el resultado buscado.

Teorema de Bolzano

Es frecuente (en algunos cursos de cálculo) demostrar independientemente el Teorema de Bolzano, y después servirse de él para enunciar el TVI como un corolario. Enunciado:

Sea f una función real continua en un intervalo cerrado [a,b] con f(a) y f(b) de signos contrarios. Entonces existe al menos un punto c del intervalo abierto (a, b) con f(c) = 0.

El teorema como tal no especifica el número de puntos, solo afirma que como mínimo existe uno.

Si f(a) y f(b) no son del mismo signo, existe al menos un real c comprendido entre a y b tal que f(c) = 0 (pues 0 está comprendido entre f(a) y f(b)).

Demostración con la topología

Es posible demostrar la propiedad en algunas líneas solamente, evocando nociones de la topología matemática. Tras esta aparente simplicidad se encuentran resultados que hay que demostrar previamente, como el hecho que todo intervalo de R es conexo, demostraciones que son del mismo grado de dificultad que la del TVI.

Los conjuntos conexos de Rℝ son los intervalos. Es el conjunto de partida. La imagen directa de un conexo por una función continua es un conexo. De aquí se infiere que la imagen por f de [a,b] es un intervalo, lo cual demuestra el teorema.

Ejemplos de aplicación

Sean f y g dos funciones continuas sobre un intervalo no vacío [a;b] de R, tales que g(a)-f(a) y g(b)-f(b) sean de signo contrario. Existe al menos un real c comprendido entre a y b y tal que f(c) = g(c).

En efecto, sea φ = f - g. La función φ es continua, y el 0 está comprendido entre φ(a) y φ(b). Existe entonces al menos un real c comprendido entre a y b y tal que φ(c) = 0, lo cual implica f(c) = g(c).

En efecto, se puede suponer (sin pérdida de generalidad) que el coeficiente del término de mayor grado de P es igual a 1. Al ser de grado impar, P(x) tiende a  -\infty\ cuando x tiende a  -\infty\ , y P(x) tiende a  +\infty\ cuando x tiende a  +\infty\ . Se deduce que existe un real a tal que P(a) ≤ 0 y un real b tal que P(b) ≥ 0. Como la función polinómica P es continua, existe al menos un real c comprendido entre a y b y tal que P(c) = 0.

Véase también

Notas y referencias

  1. Grabiner, Judith V. (marzo de 1983). Who Gave You the Epsilon? Cauchy and the Origins of Rigorous Calculus (3). The American Mathematical Monthly. pp. 185–194. doi:10.2307/2975545. JSTOR 2975545. Archivado desde el original el 30 de marzo de 2003.
  2. Karin Usadi Katz, Mikhail Katz (2011), A Burgessian Critique of Nominalistic Tendencies in Contemporary Mathematics and its Historiography. Foundations of Science. doi: 10.1007/s10699-011-9223-1

Bibliografía

Enlaces externos

This article is issued from Wikipedia - version of the Wednesday, October 28, 2015. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.