Tesis doctoral

Una tesis doctoral es un estudio escrito sobre una investigación de carácter original efectuada por un estudiante o un escritor con base en un análisis de publicaciones hechas por otros sobre un tema dado. La tesis doctoral permite acceder al grado de Doctor.

Definición

De acuerdo con la definición ya clásica de Umberto Eco, se trata de «un trabajo mecanografiado de una extensión media que varía entre cien y las cuatrocientas páginas, en el cual el estudiante trata un problema referente a los estudios en que quiere doctorarse».[1] Sin embargo, la extensión exigida a las tesis doctorales depende mucho del área de conocimiento en la que se inscriba, así como del país en el que se desarrolla. Así, por ejemplo, en el caso de los estudios científicos la extensión suele ser mucho menor que en el de las Humanidades, y en los países anglosajones generalmente menor que en los países latinos. El tiempo estimado de redacción de una tesis también varía, aunque suele estar entre los tres y los cinco años, dependiendo una vez más del país y del tema.

Proceso

Para la creación de una tesis doctoral es habitual seguir los siguientes pasos:

Es muy frecuente que las tesis doctorales sigan después de la defensa su camino de preparación para la publicación, convirtiéndose así en monografía científica.

Contenido de la tesis

Con respecto a la disposición final del informe de tesis, debe seguirse un patrón más o menos estándar. Por lo general el trabajo, una vez redactado, debe dividirse en los siguientes apartados:

Si fuera necesario, pueden incluirse también otros apartados para adjuntar tablas, gráficos, anexos, etc.

Posición crítica

Algunos filósofos como Maximiliano E. Korstanje han objetado la utilidad de las tesis doctorales como formas verdaderas de generar conocimiento. Dentro del sistema educativo existe una crisis que no se da por la falta de conocimiento, como así tampoco por la calidad de los programas, sino por la visión instrumentalista que ha desdibujado los objetivos de lo que se desea conocer. La tesis doctoral no es el proyecto de una vida que lleva a la persona a la contribución en determinada disciplina, sino la condición para alcanzar el grado de doctor. Por ese motivo, la perspectiva capitalista de la educación no enfatiza en contenidos holísticos, comprensivos, y críticos de los problemas del hombre, sino que replica viejas estructuras cognitivas las cuales validan formas instrumentales de organización económica. Transformado en una oferta - producto para una necesidad, el doctorado obedece a las dinámicas del mercado. En perspectiva, las tesis doctorales no serían otra cosa que ritos de pasaje que monopolizan el "sufrimiento" del doctorando para lograr una transformación completa. De alguna forma, el doctor monopoliza el saber capitalista en pos de la detección de riesgos y problemas que en realidad no existen. En consecuencia, la falta de un espíritu crítico, la mecanización de la información y la intromisión del mercado en materia acádemica han generado serios problemas en la educación universitaria mundial. La gran variedad de doctorados en todo el mundo es directamente proporcional al declive del pensamiento analítico comprensivo de los fenómenos que se estudian. Según el especialista, la ignorancia no es la consecuencia de la falta de información sino su abundancia que lleva a la falta de crítica.[2]

Referencias

  1. Umberto Eco: Cómo se hace una tesis. Técnicas y procedimientos de investigación, estudio y escritura, Gedisa, Barcelona, 1997
  2. Korstanje M (2013) "Tesis doctorales ¿que son y para que sirven?" Atlante cuadernos de educación y desarrollo. Universidad de Málaga. Edición Septiembre

Véase también

This article is issued from Wikipedia - version of the Saturday, October 17, 2015. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.